Síguenos por...


Uno de los objetivos de los multimillonarios aficionados a la navegación es tener el barco más grande y lujoso. Y los premios World Superyacht Awards dictaminan cada temporada el campeón de este pulso de esloras. Este año, el premio de los superyates ha sido para el majestuoso Eclipse de Roman Abramovich.

Roman-Abramovich-mega-yacht-ECLIPSE

Más de 500 armadores de estas joyas flotantes, así como representantes de la industria, se dieron cita el pasado 7 de maya de 2011 en Londres para descubrir qué barcos se llevaban los 19 Neptunos de plata.

Los 162,5 metros de eslora del Eclipse lo convierte en uno de los barcos privados más grandes del mundo y los 300 millones de euros que costó en uno de los más caros, según las publicaciones especializadas. Fue construido por el astillero Blohm&Voss y diseñado por el estudio de Terence Disdale.

El yate de Abramovich compartió premio con el Exuma (50 metros), construido por Pichiotti/Perini Navi y diseñado por Philippe Briand. Para el jurado, el mejor velero de 2010 es el Zefira (49,7 metros), trazado por Dubois Naval y construido en los astilleros Fitzroy de Nueva Zelanda.
 
Los armadores del Dione Sky (46 metros) fueron premiados por su travesía alrededor de América, Ártico y Antártida y Elizabeth Meyer, por su contribución en la restauración de embarcaciones legendarias.

Web oficial: World Superyacht Awards.

FacebookTwitterGoogle+MeneamePinterestCompartir





Envia un comentario

Nombre: (Requerido)


E-mail: (no sera publicado) (Requerido)


Comentario:


« »